lunes, 14 de julio de 2008

Don Jose de San Martin y la Independencia del Perú


El mundo estaba convulsionado en el siglo XVIII, corrientes libertarias recorrían América, que llevaron a la independencia de los Estados Unidos y precedieron a la Revolución Francesa, las cuales repercutieron en los países de América Latina con protestas, revueltas y rebeliones.

El rey español, Fernando VII, había logrado frenar todo intento de emancipación en las colonias. Por lo que a comienzos de 1816, solo quedaban como unicos focos de agitacion libertaria: las Provincias Unidas del Río de la Plata (Argentina), y la Región de los Llanos Orientales del Orinoco (Venezuela).

Fue de estos dos históricos lugares de donde salieron las dos Corrientes Libertadoras que convergieron en el Perú: la del Sur, al mando de Don José de San Martín (1820), y la del Norte, comandada por Don Simón Bolivar.

La mayoría de los peruanos combatieron en el batallón llamado "Legión Peruana", en el que destacaron el General La Mar, los oficiales Ramón Castilla, Miguel San Román y Narciso Tudela, todos ellos distinguidos por acción heroica en el campo de batalla.

El Ejército Libertador del Perú, que estaba al mando de Don Jose de San Martin, zarpó de Valparaiso, el 20 de agosto de 1820.

La expedición constaba de 4118 hombres de las diferentes armas: caballeria, infanteria y artilleria.

Despues de 18 días de navegación, el 8 de setiembre de 1820, desembarcó de la Expedición Libertadora en la bahía de Paracas.

Luego de eso, los patriotas empezaron su marcha y ocuparon Pisco, Chincha y las demás haciendas inmediatas; San Martin estableció entonces su Cuartel General en Pisco.

De ahí Don Jose de San Martín ocupo Lima y reunió a la gente a un Cabildo Abierto el 15 de julio de 1821.

Don Manuel Pérez de Tudela, quien más tarde fue Ministro de Relaciones Exteriores, redactó el Acta de la Independencia, que fue suscrita por las personas notables de la ciudad y que decía así:

2 semanas después, el 28 de Julio de 1821 se reúne el Cabildo Abierto en Lima, declarando junto con el pueblo la Independencia del Perú de la dominación española y de cualquier otra dominación extranjera.

Don José de San Martín proclama y jura la Independencia del Perú en el famoso balcón de Huara con las siguientes palabras:


EL PERU DESDE ESTE MOMENTO ES LIBRE E INDEPENDIENTE
POR LA VOLUNTAD GENERAL DE LOS PUEBLOS
Y POR LA JUSTICIA DE SU CAUSA QUE DIOS DEFIENDE
¡VIVA LA PATRIA!
¡VIVA LA LIBERTAD!
¡VIVA LA INDEPENDENCIA!"

Según Jorge Basadre, estas palabras simbolizaron un cambio histórico, había surgido el principio de "la voluntad de los pueblos".

Había nacido la República del Perú.